Presentación Institucional
  • Español
  • Inglés

Nosotros

A través de una educación de calidad basada en valores, formamos a niños, niñas, adolescentes y jóvenes para que actúen como agentes de transformación social.

Admisiones

VER REQUISITOS
VER REQUISITOS
VER REQUISITOS
VER REQUISITOS

¿CÓMO AYUDAR?

QUIERO DONAR

*Donativo deducible de Impuestos

DATOS BANCARIOS PARA DONATIVOS

LEÓN ORTIGOSA ABP

BANCO: Banregio
CUENTA: 021024640016
CLABE INTERBANCARIA: 058580210246400166

*Se aceptan transferencias de cualquier banco.

Para solicitar recibo deducible te pedimos enviarnos la ficha de déposito o transferencia. Puedes contactarnos al (81) 8345 8787 o al correo: facturas@hogarortigosa.org

Información necesaria para el recibo deducible:

  • – Razón social
  • – RFC
  • – Correo electrónico
¡En tus manos está el cambio! Tu decisión hace la diferencia.

Agradecemos

a las fundaciones y empresas que nos apoyan

CONTACTO

Visítanos

Dirección: Padre Mier #1423 pte., Colonia María Luisa, Monterrey, N.L. CP 64040

Email: info@hogarortigosa.org

Teléfonos:
Casa Hogar: (81) 83 42 04 06 (Conmutador)
Procuración: (81) 83 40 40 37

Administración: (81) 83 45 87 87
Colegio: (81) 83 44 61 37

Envíanos un Mensaje

Por favor complete el formulario a continuación. Nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad posible.

x
Becas para la Vida

Esta beca cubre la alimentación, libros, material escolar, recreación, formación, clases extracurriculares, apoyo psicológico, entre otros, durante un año escolar. El donativo puede ser de $60,000 pesos anual ó $5,000 pesos mensual. (Los cargos mensuales se pueden hacer automáticos a través de tarjeta de crédito en 12 mensualidades)

x
Becas Educativas

Esta beca cubre todo lo relacionado a la formación académica de la niña. El donativo puede ser de $18,000 pesos anual o $1,500 pesos mensual (los cargos mensuales se pueden hacer automáticos a través de tarjeta de crédito en 12 mensualidades).

x
Voluntariado

Si deseas realizar algún tipo de voluntariado, te pedimos enviarnos un correo electrónico a info@hogarortigosa.org y con gusto nos comunicaremos contigo a la mayor brevedad posible.

x
Donativos en Efectivo

Para donativos en efectivo, te pedimos enviarnos un correo electrónico a info@hogarortigosa.org y con gusto nos comunicaremos contigo a la mayor brevedad posible.

x
Donativos en Especie
Alimentos Cantidad
Cajas de cereal sin azúcar 20 cajas de 730 gramos
Avena 24 kilos
Tostadas Sanísimo 24 cajas de 720gms.
Pasta para espagueti 12 kilos
Pasta fideo grueso 8 cajas de 3 kg c/u
Pasta codito chico 8 cajas de 3 kg c/u
Palomitas de sal 8 kg.
Pan integral Bimbo cero azúcar, cero grasa 30 barras
Galletas marías 4 cajas de 3.60 kg contiene 36 paquetes
Frijol 20 kilos
Galletas saladitas Santos 5 cajas de 200 paquetitos c/u
Arándanos 2 kilos
Cacahuates tostados sin cáscara 8 kilos
Crema de cacahuate 10 botes de 1 kg
Almendras 2 kilos
Tajín (chile en polvo tapa azul) 18 botes
Elote amarillo 7 latas de 2.9 kilos
Jamaica 10 kilos
Mayonesa McCormik 8 botes de 3.4 kgs.
Atún en agua 16 latas de 1.88 kg
Leche Clavel 2 paquetes de 12 latas
Azúcar morena 70 kilos
Choco Milk 6 latas de 2 kg c/u
Knor suiza 2 botes de 3.6 kg
Puré de tomate 14 botes de 1 lt.
Chiles rebanados en vinagre 4 latas de 935gms.
Sal 8 kilos
Lentejas 15 kgs


Limpieza Cantidad
Lysol 8 botes
Harpic 6 litros
Desengrasante de cocina 10 litros
Vel Rosita 1 galón
Pinol verde Paquete de 12 litros
Suavitel 1 galón
Shampoo
Acondicionador

Papelería (consumo anual) Cantidad
Hojas blancas bond oficio 7 paquetes
Hojas bancas bond carta 10 paquetes
Hojas de colores 8 paquetes
Cartulinas 250
Opalina delgada carta 120 g/m2 400
Plumas negras, rojas y azules 80 de cada color
Lapices #2 170
Borradores 5 paquetes
Borradores para pizarrón 1 paquete
Sacapuntas 75
Tijeras medianas 30
Tijeras grandes 3
Legajos folder carta 10
Legajos folder oficio 20
Cinta adhesiva 130
Cinta canela 50
Cinta Maskintape 35
Cinta transparente ancha 50
Silicón líquido 5
Silicón barra delgada 12 kgs
Silicón barra gruesa 12 kgs
Pritt jumbo 12
Pritt mediano 12
Marcadores para pizarrón 150
Marcadores permanentes 50
Marcatextos 30
Crayolas 5 paquetes
Pegamento blanco 5
Post it 3 paquetes
Protectores de hojas 5
Pilas AA 4 cajas
Pilas AAA 4 cajas
USB 4
Láminas de abecedario, vocales y tablas
Grapas 40
Clips 35
Papel Kraft 4
Block de recibos de pago 6
Sobres amarillo carta 4 cajas
Carpetas blancas con aro 1 pulgada 12
Libretas profesionales 25
Papel Lustre 50
x
Conoce nuestra historia

El Hospicio Ortigosa cuenta con más de un siglo de historia de servicio a los demás, siendo la institución más antigua de su tipo que continúa en operación en Monterrey. Su creación y funcionamiento ha sido posible gracias a las aportaciones y el esfuerzo de hombres y mujeres que han dedicado su vida a esta obra altruista. Su máximo logro es que dentro de sus muros, miles de niñas desamparadas han recibido la oportunidad de desarrollo y felicidad que las circunstancias parecían negarles.

Fungiendo como su albacea, Valentín Rivero cumplió la voluntad de don León estableciendo un asilo para ancianos, el cual era atendido por las Madres del Verbo Encarnado, abriendo oficialmente sus puertas en 1889. En los años veinte el país se vio envuelto en un nuevo movimiento violento llamado “Guerra Cristera” cuya mayor repercusión para esta institución fue la expulsión de las religiosas que la atendían. A pesar de lo anterior, se decidió que el Ortigosa no cerrara, haciéndose cargo un grupo de señoras que desinteresadamente aceptaron el reto de administrarlo.

El Hospicio Ortigosa cuenta con más de un siglo de historia de servicio a los demás, siendo la institución más antigua de su tipo que continúa en operación en Monterrey. Su creación y funcionamiento ha sido posible gracias a las aportaciones y el esfuerzo de hombres y mujeres que han dedicado su vida a esta obra altruista. Su máximo logro es que dentro de sus muros, miles de niñas desamparadas han recibido la oportunidad de desarrollo y felicidad que las circunstancias parecían negarles.

Fungiendo como su albacea, Valentín Rivero cumplió la voluntad de don León, y junto con su hijo Valentín Rivero y Gajá decidió crear un asilo para ancianos en Monterrey, el cual era atendido por las Madres del Verbo Encarnado. El edificio para el Hospicio comenzó a construirse en 1885 y estuvo listo cuatro años después. El Hospicio Ortigosa abrió oficialmente sus puertas el 15 de julio de 1889. La institución funcionó sin contratiempos sus primeras dos décadas de vida, pero comenzó a tener problemas al iniciar la Revolución Mexicana, debido a los desórdenes provocados por la guerra.

Además sufrió una grave disminución de aportaciones particulares, pues sus principales patrones eran los empresarios de la localidad, quienes pasaron una situación muy complicada durante la guerra revolucionaria. Uno de los principales patrones que colaboraron con el Hospicio desde su fundación fue el empresario Isaac Garza, quien se comprometió en su administración y soporte financiero hasta su fallecimiento en 1933.

Los conflictos armados parecían haber llegado a su fin, pero en los años veinte el país se vio envuelvo en un nuevo movimiento violento llamado “Guerra Cristera”. Al igual que en el resto del territorio, en Monterrey se mandó cerrar varios templos católicos, entre ellos la Capilla que estaba en el interior del Hospicio. Pero la mayor repercusión para la institución fue cuando se ordenó la expulsión de las religiosas que atendían el Ortigosa, quienes lamentablemente tuvieron que hacer sus maletas y partir de regreso a España, forzadas a separase de su obra. Sin embargo, se decidió que el Hospicio no cerrara, siendo encargado a un grupo de señoras que aceptaron el reto de administrarlo.

Posteriormente el Hospicio Ortigosa fue cobijado por los miembros del Club Sembradores de Amistad, creado en 1936 por un grupo de empresarios regiomontanos entre los que destacaban Eugenio Garza Sada, Roberto Garza Sada, Manuel L. Barragán, Antonio L. Rodríguez y Francisco G. Sada. Retomando la actividad filantrópica de su padre, don Eugenio se convirtió en la cabeza del patronato del Hospicio, apoyándolo constantemente durante 40 años, desde 1933 hasta su fallecimiento en 1973.

Cabe destacar que en 1947 se analizó la posibilidad de que el Hospicio volviera a manos de un grupo de religiosas, considerando que la situación política del país se había normalizado. Se decidió que las encargadas fueran las Siervas del Sagrado Corazón de Jesús y de los Pobres, congregación fundada por el padre San José María Yermo y Parres. Aprovechando la coyuntura, se cambió la vocación de la institución para que dejara de ser un asilo para ancianos y atender en su lugar a niñas desamparadas, huérfanas, abandonadas o con problemas familiares severos.

Conforme a su nueva vocación, en los años posteriores el Hospicio comenzó a llamarse Hogar Ortigosa. Rápidamente comenzaron a recibir a las primeras niñas, a la par que atendían a los últimos adultos mayores que quedaban en el asilo, aunque a partir de ese año aceptaron solamente a niñas. El Hogar ofreció a las pequeñas un lugar digno para vivir, y para atender directamente su educación se establecieron un jardín de niñas y una escuela primaria que brindaba hasta el quinto grado. No obstante, como estos planteles no estaban incorporados a la Secretaría de Educación Pública, se optó por conseguir becas para que las niñas estudiaran en la Escuela Juana de Arco, dependiente del Colegio Labastida para que cursaran el sexto año.

En los años 50 el número de niñas comenzó a crecer y sus necesidades educativas también se incrementaron. Por esta razón, en 1958 se estableció la primera Secundaria en el Hogar y en 1962 se comenzó a construir el edificio del Hogar Santa Sofía para las jóvenes de preparatoria y universidad. A fin de contar con una atención de salud inmediata, se creó un Departamento de Enfermería.

Don Eugenio Garza Sada atendió las necesidades de la institución de manera directa, realizando donaciones personales, empresariales y encabezando campañas de captación de recursos. Se preocupó porque el Hogar tuviera bases financieras auto-sostenibles a la medida de sus posibilidades. Con este fin, por ejemplo, donó un terreno para hacer locales comerciales cuyas rentas fueron una entrada fija a la institución.

El empresario estructuró también campañas de donativos en especie para cubrir la necesidad constante de alimentos para las niñas, y esquemas en donde las aportaciones se podían entregar directamente o indirectamente a través de vales. Nunca dejó de buscar la forma de ayudar a la institución, usando medios cada vez más efectivos. Además, procuró que el presupuesto se ejerciera debidamente, encabezando remodelaciones indispensables en el edificio y las instalaciones, buscando que fueran espacios de la mejor dignidad.

Continuando la obra generosa de su padre, Eugenio Garza Lagüera se hizo cargo del patronato del Hogar por algunos años. Su hermano, Alejandro Garza Lagüera también se involucró en este trabajo desde los años 60, coordinando con su padre las campañas de donativos. Solía llevar las cuentas de la captación de recursos y estar al pendiente de las necesidades de la institución.

Debido al compromiso, responsabilidad, vocación y generosidad que demostró en su apoyo a esta obra, el 1 de abril de 1968 don Eugenio Garza Sada propuso que don Alejandro formara parte de la junta de patronos, junto a Virgilio Garza González, Armando Ravizé, Jorge Morales Treviño, José Rivero, José Emilio Amores y Edgar García Sada. Posteriormente don Alejandro tomó se hizo cargo del patronato del Hogar, sustituyendo a su hermano Eugenio, y hasta la fecha continúa en su administración.

La trascendencia del Hogar Ortigosa es innegable, pues puso en valor los esfuerzos por atender grupos vulnerables de la sociedad, antes ignorados por el Estado. Se convirtió en el modelo para la creación de futuras instituciones públicas y privadas que se ocuparon de esta necesidad, como el orfanatorio Melitón Villarreal, el asilo de Buen Pastor y los programas gubernamentales estatales y municipales que se desarrollaron en las décadas posteriores y que hoy son más comunes.

Pero el mayor impacto de la institución se refleja en la vida de cada una de las niñas que han formado parte de su historia. El Hogar Ortigosa ha formado a más 10 mil personas, muchas de ellas logrando contar con estudios profesionales y técnicos en ingeniería, arquitectura, licenciatura, enfermería, comercio, trabajo social, publicidad, ciencias de la comunicación y administración de empresas turísticas; otras han seguido el llamado espiritual para una formación religiosa.

De esta forma se ha promovido la movilidad social y se ha llevado bienestar a un grupo de mujeres que estaban en vulnerabilidad, convirtiéndolas en personas felices y agentes de transformación social. A través de la institución se les otorgan a las niñas las herramientas para romper y superar la inercia negativa de sus circunstancias de pobreza, marginación, conductas negativas, hambre, ignorancia, violencia y desesperación.

Actualmente el objetivo de la institución es dar una formación integral a la niñez, adolescencia y juventud mexicana a través de sus programas: una casa hogar, una escuela y una residencia juvenil. Las instalaciones del Hogar Ortigosa cuentan con dormitorios, salones, cocina, consultorios, juegos infantiles y oficinas, todo lo indispensable para facilitar la educación, socialización y promoción de la unidad del grupo de niñas

Para su labor que busca la “excelencia en la vida”, el patronato se apoya en las religiosas de la Congregación Siervas del Sagrado Corazón de Jesús y de los Pobres y cuenta también con un equipo profesional de psicólogos, maestros, doctores y orientadores. El Hogar Ortigosa es una institución con gran tradición histórica, pero a la vez es una organización moderna que refleja pulcritud, amor por el prójimo, pasión por servir a los demás y solidaridad. En un mundo caótico, ha permitido ver hasta dónde llegan los frutos de la generosidad humana.

Fuentes

Archivo Eugenio Garza Sada, Fondo Asuntos Particulares, Serie Aportaciones Particulares.

CUEVAS MENDIRICHAGA, Tomás. El inmigrante: vida y obra de Valentín Rivero. (1989). Monterrey: Enmediciones.

REYES SALCIDO, Edgardo. (2010). Don Isaac Garza. Monterrey: Fondo Editorial Nuevo León.

FLORES TORRES, Oscar. Monterrey en la Revolución. (2006). Monterrey: UDEM.

VIZCAYA CANALES, Isidro. Los orígenes de la industrialización de Monterrey: una historia económica y social desde la caída del Segundo Imperio hasta el fin de la Revolución (1867-1920). (2006). Monterrey: Fondo Editorial Nuevo León.

Página oficial del Hogar Ortigosa. http://www.hogarortigosa.org/historia.php

x
Mensaje

Es un gusto para mi tener la oportunidad de presentar la labor que realiza Leon Ortigosa ABP, desde hace casi 70 años y en particular los logros alcanzados en este 2015.

Soy un convencido de que la educación integral de la niñez -esa que no solo instruye academicamente sino que educa y forma a la persona de manera integral- es la fórmula que garantiza la base para que esa persona ascienda en la vida y solucione muchos de los problemas que actualmente le aquejan e impactan negativamente a nuestra sociedad.

Formar a una persona en toda la extensión de la palabra significa reconocer su dignidad, e impulsar el potencial que ella tiene desde que fue creada por Dios y es la plataforma de un México más justo para todos.

En este 2015 Leon Ortigosa ABP, alcanza nuevamente ese objetivo y con autentico ejemplo de compromiso social, trabaja con un modelo de formacion que empodera y fortalece a las niñas y niños que serán agentes de cambio del mañana.

Tengo la satisfacción de ver rostros alegres, una actitud comprometida y la confianza en un futuro mejor en cada una de las personas que se educan en esta institución.

En el Ortigosa, día tras día, el esfuerzo conjunto de las religiosas y de cada uno de los colaboradores y voluntarios que lo apoyan rinde sus frutos ...

Mi profundo agradecimiento a nuestros patrones y donadores por que sin ellos no podríamos hacer posible esta realidad. Que dios los bendiga.

Lic. Patricio Garza Garza
Presdiente Patronato
Leon Ortigosa ABP
x
Admisiones Casa Hogar

3 copias de los siguientes documentos:

  • Acta de nacimiento original reciente.
  • Calificaciones y/o comprobante de estudios.
  • Cartilla de vacunación.
  • Comprobante de domicilio reciente (agua, gas, luz o teléfono).
  • Comprobante laboral de los padres o tutores.
  • Comprobante de servicio médico.
  • Comprobante de tipo de sangre.
  • CURP.
  • Identificación de los padres o tutores.
  • Identificación de la persona que la ingresa.
  • Una fotografía tamaño infantil de las personas autorizadas para recoger a la niña.
x
Admisiones Colegio

Copia de los siguientes documentos:

  • Acta de nacimiento del alumno (Original y copia).
  • Carta de buena conducta.
  • Carta de no adeudo (en el caso de ser egresado de un colegio particular).
  • Certificado de estudios.
  • Constancia de estudios /Calificaciones de años anteriores.
  • CURP del alumno.
  • INE del padre o tutor.
x
Admisiones Perfil de Ingreso a Casa Hogar
  • Situación de escasos recursos.
  • Situación familiar de riesgo.
  • Aceptación voluntaria de la niña para ingresar.
  • Deberán contar con padres y/o tutores legales.
  • Buen comportamiento y deseo de estudiar y superarse.
  • Ser responsable y respetuosa además de mostrar buena conducta.
x
Admisiones Perfil de Ingreso a Colegio
  • Niños de preescolar hasta 6to de primaria.
  • Niñas desde preescolar hasta 3 de secundaria.
  • Situación familiar de bajos recursos.
  • Buen comportamiento y deseo de estudiar y superarse.